sábado, 14 de diciembre de 2013

Cada vez menos para el nuevo instituto.

Ilusión. Esa es la palabra que define, hoy en día, a nuestros alumnos. Ilusión porque se acaba el primer trimestre y eso significa... tiempo de mudanzas. Tiempo de habitar el lugar que nos pertenecía desde el primer de año de este magnífico instituto. Ganas de mudarnos por fin al nuevo edificio. Y cada vez está más cerca...


Se ha peleado durante muchísimo tiempo, se ha insistido con tesón y esperanza, y los frutos están dando sus réditos. Mientras se realiza una brigada de limpieza en las Caracolas, se ultiman los últimos detalles en el nuevo edificio. Es tiempo de recibir llaves, dejarlo todo en orden, prepararlo todo, mentalizarnos del cambio... pero hay mucha ilusión. Nos merecemos ya ir al sitio que hemos esperado durante tanto tiempo, y los alumnos, los profesores y el equipo directivo está muy ilusionado, y más teniendo en cuenta el pedazo de edificio que nos espera. Esperemos que los resultados académicos acompañen con la noticia tan positiva que será la mudanza al nuevo edificio.

Primero, una dura mudanza en la que se trabajará para dejarlo todo en su sitio. Y cuando empiece el segundo trimestre... ilusión, alegría, ganas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario